Dolor de cuello

El dolor de cuello es la cuarta causa de discapacidad. La mayoría de casos de dolor agudo de cuello se resolverán con o sin tratamiento, pero cerca del 50% de las personas continuarán experimentando algún grado de dolor o recaída. (Cohen, 2015).⁠

El dolor crónico de cuello es un síntoma frecuente en la población general, particularmente en mujeres. Además hay una gran prevalencia de dolor persistente después de una lesión por latigazo cervical (Bovim et al., 1994).

El dolor de cuello en general tiene un impacto considerable en las personas y en sus familias, comunidades, sistema de salud y negocios (Hoy et al., 2010),

El exceso de tensión del músculo esternocleidomastoideo genera problemas en la articulación temporomandibular (Ashton-Miller et al., 1990),

El dolor de cabeza primario es el síntoma neurológico más común y casi todo el mundo lo sufre. El factor tensional es una de las causas (Jensen, R., & Stovner, L. J., 2008).

Las personas con dolor de cuello presentan un número de factores que pueden constituir una predisposición de derivar en una disfunción respiratoria. Estos factores son a) disminución de fuerza de la musculatura profunda flexora y extensora, b) hiperactividad y aumento de la fatiga de los flexores superficiales, especialmente del esternocleidomastoideo y escalenos, c) limitación del rango de movimiento, d) disminución de la propiocepción y alteraciones neuromusculares, e) existencia de dolor y f) influencia psicosocial de la disfunión (Kapreli et al., 2008).

En el caso de la tortícolis, que se caracteriza por una rotación fijada de la cabeza y de la columna cervical, una de las causas en adultos es una alteración lateral de la articulación de las dos primeras vértebras cervicales. La degeneración de los discos intervertebrales, osteofitos y osteoartritis pueden ser asintomáticos (Bogduk, 2003).

Se ha observado que el pitido de oídos puede ser mitigado con movimientos de la cara, cabeza y cuello (Levine, 1999) de tal forma que hay relación entre el tinnitus y la zona cervical.

El dolor de cuello (dolor cervical) puede ser tratado de múltiples formas atendiendo a su origen y su evolución. Así el uso de masaje, estiramientos, manipulaciones, aplicación de calor o frío, electroterapia, ultrasonido, radiofrecuencia, acupuntura, punción seca, ejercicio… aplicado por un profesional puede aliviar o eliminar la molestia y el dolor.

¿Qué podemos hacer en caso de tener dolor y no disponer de un profesional a mano? Vamos a plantear una serie de indicaciones que nos pueden ayudar sin recurrir al uso de un fármaco.

Lo primero es identificar, con delicadeza, en qué movimientos o ángulos tenemos más dolor. También debemos fijarnos si tenemos inflamación o no. En ambos casos podremos utilizar una crema antiinflamatoria que nos aliviará el síntoma del dolor. Utilizaremos la punta de los tres primeros dedos para aplicar una ligera presión en las siguientes zonas:

1. Puente de la nariz: presionaremos y elevaremos la zona del nacimiento del ojo para aliviar presión en los senos frontales, deslizando a lo largo de la ceja hasta las sienes.

2. Articulación temporomandibular: masaje circular y deslizar por el borde de la mandíbula.

3. Empezando por la base del cráneo con ambas manos presionar y empujar con los pulgares hacia abajo a lo largo de los músculos del cuello a ambos lados de la columna vertebral.

4. Con la mano derecha agarre y frote la zona anterior diez veces y repita con la otra mano.

5. Mover de forma muy lenta y relajada la cabeza haciendo círculos cada vez más amplios. Mantener la postura con haciendo una línea hombro-orejas-hombro y cambiar la rotación y el estiramiento hacia el otro lado.

Referencias:

  • Ashton-Miller JA, McGlashen KM, Herzenberg JE, Stohlter CS. Cervical muscle myoelectric response to acute experimental stemocleidomastoid pain. Spine 1990; 15: 1006- 1
  • Bogduk, N. (2003). The anatomy and pathophysiology of neck pain. Physical Medicine and Rehabilitation Clinics14(3), 455-472.
  • Bovim, G., Schrader, H., & Sand, T. (1994). Neck pain in the general population. Spine19(12), 1307-1309.
  • Cohen, S. P. (2015, February). Epidemiology, diagnosis, and treatment of neck pain. In Mayo Clinic Proceedings (Vol. 90, No. 2, pp. 284-299). Elsevier.
  • Hoy, D. G., Protani, M., De, R., & Buchbinder, R. (2010). The epidemiology of neck pain. Best Practice & Research Clinical Rheumatology24(6), 783-792.
  • Jensen, R., & Stovner, L. J. (2008). Epidemiology and comorbidity of headache. The Lancet Neurology7(4), 354-361.
  • Kapreli, E., Vourazanis, E., & Strimpakos, N. (2008). Neck pain causes respiratory dysfunction. Medical hypotheses70(5), 1009-1013.
  • Levine, R. A. (1999). Somatic (craniocervical) tinnitus and the dorsal cochlear nucleus hypothesis. American journal of otolaryngology20(6), 351-362.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.